Mateo 12:39

PREGUNTA:

¿Qué significado tienen las expresiones “generación de víboras” (Mateo 12:34) y “generación adúltera” (Mateo 12:39)?


RESPUESTA:

La expresión “generación de víboras” en Mateo 12:34 claramente se refiere a la MALDAD de aquellos judíos. La pregunta que sigue a esta declaración la identifica de esta manera: “¿Cómo podéis hablar lo bueno, SIENDO MALOS?” Luego procede a hablar de la raíz de su problema: tienen CORAZON MALO.

Encontramos la misma expresión en la reprensión que Juan el Bautista proclamó a muchos de los fariseos y saduceos que venían a su bautismo SIN un arrepentimiento sincero (Mateo 3:7-9; Lucas 3:7). En el caso de Juan, les aclara que en vez de ser legítimos “hijos de Abraham”, son en realidad hijos o “generación” de víboras (serpientes venenosas). Cristo también usó la misma expresión en Mateo 23:33 al denunciar la hipocresía de los escribas y los fariseos: “Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno?”

TAL VEZ usa la víbora o serpiente debido a la identificación de Satanás con la serpiente en Génesis 3 y luego en El Apocalipsis. TAL VEZ se debe al peligro mortal espiritual que su doctrina y sus actitudes representaban para el pueblo de Israel. TAL VEZ era una expresión común en aquel tiempo que era aplicado a los malvados. Lo que sí es CIERTO es que tanto Cristo Jesús como Juan el Bautista usan esta expresión como condenación de la maldad de esta personas.

La expresión “la generación … adúltera” (Mateo 12:39) también se usa en Mateo 16:4 y Marcos 8:38. Dudo que se refiere específicamente al pecado del adulterio matrimonial aunque es cierto que aquella generación de judíos eran culpables de mucho adulterio matrimonial porque divorciaban por cualquier causa. Es más probable que tenga referencia al adulterio ESPIRITUAL. En el Antiguo Testamento, Jehová Dios acusó a Israel de adulterio espiritual debido a su IDOLATRIA. Pero en el tiempo del Nuevo Testamento, los judíos ya no practicaban la idolatría pagana. NO OBSTANTE, su fidelidad a Dios era superficial. En el contexto de Mateo 12:38-42 Cristo condena su corazón endurecido que no se arrepentía a pesar de ver las obras portentosas, la vida perfecta y escuchar el mensaje verdadero del Hijo de Dios. Si hubieran sido en verdad leales a Dios, se habrían arrepentido cuando Cristo les predicó. Pero ya que su corazón estaba dedicado a SUS PROPIOS DESEOS en vez de la voluntad de Dios, no creyeron en el Hijo de Dios. El caso es muy similar en Mateo 16:4 porque nuevamente demandan que Cristo obre algún milagro “del cielo”. Les aclara que el problema no está en la falta de milagros sino porque ellos no quieren comprender los que han visto. En Marcos 8:38 se trata de una exhortación a Sus seguidores a no avergonzarse de El y Sus palabras en “esta generación adúltera y pecadora”. En vez de ser sumisos a la presión de aquella generación y hacer amistad con el mundo (adulterio espiritual, según Santiago 4:4), les exhorta a ser FIELES al Hijo de Dios para recibir la bendición eterna en el día final.