Mateo 10:28

PREGUNTA:

¿Cómo podemos explicar Mateo 10:28 que declara que el alma será DESTRUIDA en el infierno?

RESPUESTA:

No hay duda que cuerpo y alma será destruidos en el infierno. La pregunta es el significado de ser DESTRUIDO. Los Testigos de Jehová y algunas otras sectas insisten que significa ser ANIQUILADO, DEJAR DE EXISTIR. Pero si comparamos otros textos bíblicos que usan esta misma palabra griega (apolésai que es derivada de apóllumi) aprendemos que tal NO ES el caso.

Los 2 usos principales de esta palabra son:

(1) MATAR físicamente (Mateo 2:13; 12:14; 22:7; Lucas 6:9 y varios otros textos).

(2) PERDER o estar PERDIDO física o espiritualmente (Mateo 10:6,39,42; 15:24; 18:11; 26:25; Lucas 5:37; 15:4,6,8,9,24,32; Juan 6:12; Romanos 14:15; II Corintios 4:3).

Si estudia en especial la "destrucción" de "los odres" en Lucas 5:37, será obvio que NO dejaron de existir SINO que perdieron su UTILIDAD. La "destrucción" de la oveja "perdida" (Lucas 15:4 6) y de la moneda "perdida" (Lucas 15:8,9) y del hijo "perdido" (Lucas 15:11 32) NO significa dejaran de existir. Lo mismo es cierto en cuanto al oro que "perece" = apóllumi (I Pedro 1:7).

Esta palabra (apóllumi) se usa no solamente en Mateo 10:28 sino en varios textos con referencia a la condición de aquellos que NO son salvos (Juan 3:16; 17:12; Romanos 2:12; II Corintios 2:15; 4:3; II Tesalonicenses 2:10; Santiago 4:12; II Pedro 3:9; Romanos 14:15.

Pero no he encontrado ningún texto que usa esta palabra para comunicar la idea de algo que DEJA DE EXISTIR o algo que sea ANIQUILADO.

ADEMAS, hay otros textos que CLARAMENTE presentan el concepto del SUFRIMIENTO eterno de aquellos que se pierden (Mateo 25:30,41,46; Romanos 2:8,9; II Tesalonicenses 1:6 9; Apocalipsis 20:10).

También el mismo texto (Mateo 10:28) indica algo PEOR que la muerte física. No debemos temer a los hombres porque ellos SOLAMENTE nos pueden matar físicamente. Debemos temer a Dios porque él puede hacernos algo PEOR. Si lo que los Testigos de Jehová dicen fuera cierto, ¿qué hay de peor en lo que Dios hará a los incrédulos? Según ellos, cuando morimos ya no sentimos nada. Según ellos, cuando Dios nos "destruye" en el infierno ya no sentimos nada tampoco. NO HAY DIFERENCIA. En ambos casos, dejamos de sufrir, según su interpretación. También el texto paralelo (Lucas 12:4,5) hace una clara distinción entre lo que sucede cuando nos QUITAN LA VIDA y lo que sucederá cuando Dios "DESPUES de haber quitado la vida, tiene poder de ECHAR EN EL INFIERNO".