Marcos 7:27

PREGUNTA:

¿Cuál es el pan de los hijos que menciona Jesús con la mujer sirofenicia? (Marcos 7:25-30; Mateo 15:22-28)


RESPUESTA:

Jesucristo usa “el pan” material que los padres dan a sus hijos para suplir sus necesidades como metáfora de las bendiciones que Cristo trajo a los hijos de Dios (los judíos) por medio del ejercicio de Su poder Divino.  Esto es evidente porque el “pan” que esta mujer pedía era la sanidad de su hija que tenía un espíritu inmundo.  Esto es que lo que Cristo le negó al principio con las palabras “Deja primero que se sacien los hijos, porque no está bien tomar el pan de los hijos y echarlo a los perrillos” (Marcos 7:27). 

Lo maravilloso de este encuentro es la humildad y la fe de esta mujer.  No se ofendió por la comparación con los perrillos y no dudó por un instante que Jesucristo tenía el poder para darle la bendición milagrosa que pedía.  Como consecuencia Cristo sacó el demonio aún sin ir a la casa de ella.