Hechos 2:36

PREGUNTA:

¿Qué significa la frase “no dejarás mi alma en el Hades” en Hechos 2:27? Otras versiones dicen: “no abandonarás” donde existe la posibilidad que “abandonarás” significa “no entregarás”. Bajo esta interpretación Jesús está diciendo que Dios lo permitirá entrar en el Hades, el lugar de los pecadores muertos.


RESPUESTA:

En primer lugar, Hechos 2:31 claramente dice que el alma de Jesucristo no fue dejada en el Hades porque fue resucitado. Por la misma razón su cuerpo no vio corrupción. Es decir, si no por la resurrección de Jesucristo al tercer día, su cuerpo habría visto corrupción, al igual que cualquier otro cuerpo muerto. De la misma manera, si no por la resurrección de Jesucristo al tercer día, su alma habría sido dejada en el Hades, al igual que el alma de cualquier otra persona muerta.

Además, la palabra griega en Hechos 2:31 es kataleipo y significa dejar (atrás) o abandonar. En cuanto a dejar a alguien en un lugar, esta palabra se usa en Hechos 18:19; I Tesalonicenses 3:1 y Tito 1:5. No significa “entregar” en ninguno de los textos del Nuevo Testamento en los cuales es usada (Mateo 4:13; 16:4; 19:5; 21:17; Marcos 10:7; 12:19; 14:52; Lucas 5:28; 10:40; 15:4; 20:31; Juan 8:9; Hechos 2:31; 6:2;18:19; 21:3; 24:27; 25:14; Romanos 11:4; Efesios 5:31; I Tesalonicenses 3:1; Tito 1:5; Hebreos 4:1; 11:27; II Pedro 2:15).

La palabra griega en Hechos 2:27 es otra forma intensiva de kataleipo – egkataleipo y en el sentido negativo o malo siempre significa dejar (atrás) o abandonar: Mateo 27:46; Marcos 15:34; Hechos 2:27; II Corintios 4:9; II Timoteo 4:10,16; Hebreos 10:25; 13:5.