Hebreos 6:1

PREGUNTA:

¿Qué significa Hebreos 6:1? ¿Cuales son los RUDIMENTOS de la doctrina de Cristo?


RESPUESTA:

El contexto de Hebreos 6:1 comienza en 5:11. Se trata de hermanos débiles que no habían madurado a pesar de haber sido cristianos por largo tiempo. No habían dominado ni las enseñanzas fundamentales ("RUDIMENTOS") de la doctrina de Cristo. No eran capaces de recibir enseñanzas que requieren más sabiduría y discernimiento espiritual. Todavía tenían necesidad de que alguien les volviera a enseñar doctrinas fundamentales, las mismas doctrinas que enseñamos a un inconverso para que sea salvo. En los versículos 1,2 el Espíritu Santo presenta algunos ejemplos de estos "rudimentos" o enseñanzas que sirven como fundamentos de la fe del cristiano: (1) el arrepentimiento, (2) la fe, (3) el bautismo, (4) la imposición de manos probablemente la de los apóstoles para recibir algún poder del Espíritu Santo, (5) la resurrección de los muertos, (6) el juicio eterno.

La exhortación a "dejar" estos rudimentos NO significa que los debemos abandonar SINO que debemos avanzar en nuestro entendimiento a otras enseñanzas (siempre enseñanzas BIBLICAS por supuesto) que nos ayuden a madurar espiritualmente. No debemos abandonar el fundamento (los rudimentos) PERO no debemos estar satisfechos con solamente el fundamento sino que debemos ir construyendo una casa con paredes y varios niveles con la ayuda de Dios. El resultado de "dejar" los rudimentos es que "vamos adelante a la perfección," o sea, nos maduramos (6:1).