Hebreos 11:17-19

PREGUNTA:

Favor de explicarme la fe de Abraham en el poder de Dios de resucitar a su hijo (Hebreos 11:17-19)


RESPUESTA:

Las bases presentadas en la Biblia para que Abraham creyera que Dios podía levantar a Isaac aun de entre los muertos están muy claras y específicas. (1) Dios le había dado este hijo cuando su propio cuerpo (el de Abraham) "estaba ya como muerto" (Romanos 4:19) debido a su edad de casi 100 años. También se lo había dado por medio del milagro obrado en Sara quien, además de ser estéril durante toda su vida, ya había pasado la edad de concebir (es decir que fìsicamente sus ovarios ya no funcionaban; había cruzado ya la época de la menopausia, haciendo imposible la producción del huevo). POR TANTO, aún con respecto a este hijo, Dios ya había manifestado Su poder sobre la vida. (2) Dios le había prometido una descendencia grande por medio de Isaac y la bendición de toda la tierra por medio de su simiente. Por tanto, en base a la promesa específica que Dios le había dado, Abraham creyó que de cualquier manera Dios "era también poderoso para hacer todo lo que había prometido" (Romanos 4:21). Por tanto, si Dios le ordenó sacrificar a Isaac, sin duda alguna, tenía en mente alguna manera de devolverle la vida para cumplir así Su promesa.

Por tanto, las 2 bases específicas para que Abraham creyera en el poder de Dios de levantar a Isaac de entre los muertos eran: (1) La evidencia concreta que ya había visto del poder de Dios sobre la vida y (2) La palabra (promesa) de Dios.

De modo que cuando le tocó levantar el cuchillo para quitar la vida de su hijo, en su corazón ya lo había decidido cumplir. En su mente, este hijo estaba muerto. Por tanto, "en sentido figurado" Abraham volvió a recibir a Isaac de entre los muertos.