1 Timoteo 3:10

PREGUNTA:

¿En qué consiste la prueba a la que deben someterse los candidatos a diáconos? (I Timoteo 3:10).

RESPUESTA:

Creo que este requisito corresponde a uno que presenta para los ancianos en I Timoteo 3:6, “no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.”

Creo que es la prueba de su vida y su fidelidad a Cristo durante un tiempo prudencial en vez de tomar un neófito que no ha probado su carácter todavía.