1 Juan 5:6

PREGUNTA:

¿Qué significa que Jesucristo vino mediante agua y sangre? (I Juan 5:6) (desde luego hablando sobre el bautismo)


RESPUESTA:

En el contexto de I Juan 5 se trata del tema que JESUS ES EL HIJO DE DIOS. I Juan 5:6,8 mencionan tres que dan testimonio en cuanto a esta gran verdad que JESUS ES EL HIJO DE DIOS. Estos tres son: el Espíritu, el agua y la sangre.

Al decir que Jesucristo “vino” mediante agua y sangre, creo que quiere decir que SE MANIFESTO así. Encuentro dos ocasiones en la vida de Jesucristo en las cuales EL AGUA tiene que ver con Su manifestación como HIJO DE DIOS. La primera ocasión fue Su bautismo. Sabemos que en esta ocasión Dios dijo: “Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.” En la misma ocasión el Espíritu descendió sobre Jesucristo como paloma. Esto también sirvió como testimonio que Jesucristo es el Hijo de Dios (lea Juan 1:32 34).

La segunda ocasión en la cual el agua manifestó algo con respecto a la divinidad Jesucristo fue en Su muerte. Cuando uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, “al instante salió sangre y agua” (Juan 19:34). El apóstol Juan vió esto y lo presentó como “testimonio” “para que vosotros creáis” (Juan 19:35). En este caso entró el tercero que da testimonio: la sangre. Estos datos parecen ser evidencia que Jesucristo REALMENTE murió. Lo milagroso en este caso es LA RAPIDEZ con que había muerto. Quebraron las piernas de los malhechores que fueron crucificados con Cristo, pero en el caso de Cristo, EL MISMO HABIA ENTREGADO EL ESPIRITU YA.

Así que tenemos dos posibles ocasiones que sirven como interpretación de I Juan 5:6,8. El Espíritu dió testimonio que Jesucristo es Hijo de Dios en varias ocasiones incluyendo Su bautismo y Su resurrección (Romanos 1:4). El agua se relaciona con Su bautismo y Su muerte extraordinaria. La sangre puede encontrarse solamente en Su muerte. De todas maneras y en cada uno de estos eventos, estos tres elementos concuerdan en su testimonio o evidencia que Jesucristo el hombre conocido como Jesús es verdaderamente EL HIJO DE DIOS.